lunes, 2 de julio de 2012

Como contraje VIH


Siempre he querido explicar como me contagie de vih, no porque me haga especial ilusión relatar esto, sino porque en verdad me gustaría que sirviese a alguien para que dado el cazo piense antes de actuar. Recuerdo verme el día que me invitaron a las fiestas del orgullo gay en Madrid muy ilusionado y con ganas de sentirme identificado con la comunidad gay, todos unidos en un mismo sitio, seria genial, fiesta, alegría, carnaval, tíos de todas partes y tías rapadas y muy guapas era lo que quería ver y experimentar, desgraciadamente no fue así del todo...

-Damian, ¿te vienes a Madrid unos días con nosotros?-, me lo propusieron Miguel y Marc, pareja de novios que se conocieron en los 90 en una discoteca, les conocía de verme con ellos unas pocas veces para tomar algo, nada importante, muy majos y agradables. Decidí ir a Madrid, soy un hombre joven y sin ataduras así que ¿porque no? Les dije que si.

Me vinieron a buscar a mi casa, en un coche que no tenia nada que ver con el estilo de ellos, un coche de alta gama, los dueños dos aldeanos con ropa de trabajo para cualquier situación y con forma de hablar poco común en la ciudad, me eche unas risas para mis adentros y me subí en su particular carruaje, por cierto, muy guapo el coche, pero de cómodo nada, al menos para mi, que me toco ir todo el trayecto con la rodillas a media flexión allí en la parte de atrás respirando el aire acondicionado y con la garganta rasgada por este. Al llegar a Madrid ya lo vi todo mejor, nos alquilamos un piso en el centro, muy agradable a la vista, yo me instale en el salón y ellos en la habitación, en el salón solo había un sofá nada cómodo, pero pensé que poco iba a dormir en el, ya que estaría siempre de fiesta y de paseo así que me dio igual, la casera me ofreció una cama hinchable y unas sabanas por lo que me soluciono mucho mi estadía allí, note que en ese tema a los chicos les daba igual, primer fallo, no me parecía de “amigos” que uno de nosotros este incomodo o inmensamente incomodo pero no le di importancia, la cama hinchable se volvería mi espacio privado, en el que me refugie, pensé y dormir por horas pero no lo sabia aun. El primer día fuimos hacer algo de compra, yo me coji unas patatillas, arroz, pasta, unas ensaladas que ya venían echas y una botella de Ron, Marco también cojio una botella para hacernos unas copas siempre antes de salir de fiesta, me dijo que así seria todo mas barato y cómodo.

De nuevo en casa descansamos del viaje, luego nos duchamos, yo hice la cena y nos organizamos para ir de fiesta, esa noche nos la pasamos bien, fuimos a ver las típicas aglomeraciones para ver a las travestís actuar, bailamos en un par de discotecas, bebí un poco mas de lo normal, es porque me cuesta embriagarme pero bueno esa noche mas o menos conseguí estar borracho y hacer el tonto por ahí, regresamos a casa, Marco no bebió mucho y Miguel no le gusta el alcohol, yo me tumbe en la cama porque necesitaba hacerle el favor al cuerpo que ya me pedía descanso. 12:50 pm, miro el reloj con algo de resaca, estoy en medio de Miguel y Marco todos desnudos, me puse nervioso, me bajo cuidadosamente de la cama y veo una toalla manchada con sangre en el suelo, hice ruido, Miguel despertó le pregunte a que había pasado, me dijo que yo había sangrado, mientras Marco me penetraba, la deje en el suelo me di media vuelta y fui al baño... Esta bien, que me considero bisexual, que me gustan los hombres también y que se supone que estamos enviciados por comer penes y follar aquí y allá según la sociedad, eso lo intento aceptar, asumir, a veces es triste y a veces es lo que hay, de lo que no estoy de acuerdo es de que una persona ebria poco puede manipular su sentido de decisión, yo sobrio no hubiese follado con Marco, yo sobrio la he cagado también, esta vez no estoy de acuerdo, esta vez el destino se vengo de mi.

Me parecía que todo iba a tornarse mal, efectivamente fue así, me robaron el dinero en una discoteca a lo cual ellos ni se inmutaron, estuve sin dinero, sin mucho que comer porque lo poco que había comprado ya me lo había gastado. No quise salir mas con ellos, obviamente porque no tenia dinero y porque eran realmente unas malas personas, venian de comer y ni me preguntaban si yo lo había echo, me estaba alimentando de un arroz que me quedaba, estaba bien pero muy poco. Cuando regresábamos para nuestra ciudad ya en el trayecto mi cuerpo se estaba resintiendo, con el calor me estaba deshidratando, paramos una vez en una gasolinera pensé hasta en robar algo de beber o de comer, pero habían cámaras por todas partes y no seria capaz de robar, me trague mi orgullo y les pedí para un refresco, de mala gana me dejaron el dinero antes había probado el agua de los lavabos la cual sabia a oxido y a mierda así que por eso, descarte esa opción, ya en el coche ellos con sus estómagos llenos de comer en frente mio en la cafetería de la gasolinera, Marco vio que estaba enfermando y me ofreció con gesto compasivo unas galletas de chocolate que tenia en la parte de atrás del coche, le di las gracias, hasta mi peor enemigo le daría las gracias por hacer eso en la situasion que me encontraba, pasaba el tiempo y las ganas de estar en mi casa, cenar y dormir en mi cama me mantenían despierto, fue un largo viaje, fue un infierno. Cuando estaba en mi barrio rápidamente les di la mano les mire a los ojos, me quede mudo y fui para mi casa.

Meses después me llamó un chico con el que había quedado un par de veces solo, quedamos en su casa la pasamos bien, nos protegimos las dos veces que lo hicimos, el me llamaba para decirme que debía hacerme la prueba del vih porque a el se lo habían diagnosticado y temía habérmelo transmitido, yo esa tarde me quede helado y me puse muy nervioso, al otro día pague en un laboratorio privado para hacerme la prueba lo mas rápido y fiable posible, pero también hay otras alternativas no descartéis ninguna yo me fui por el lado cómodo y caro, porque me sentía muy nervioso y desesperado. Eran las 19horas, fui con un amigo por los resultados porque no podría soportar estar solo si pasara lo peor y efectivamente fue así, VIH+!! se pasa mal si, llore, vi todo mi futuro derrumbado, a mi familia fastidiada y todos mis sueños, logros y gente, amigos, vida...se me pasaron en ese instante en el que leí ese resultado. Días después te da un subidón, quieres seguir adelante y quieres combatir con al enfermedad, te sientes grande y sientes que no esta todo perdido al ver gente que te va ayudar, a pesar de esto no voy a fingir se hace duro levantarte cada mañana y saber que tienes un virus en tu sangre y que por mucho que te lo pinten todo bien, te agobia de vez en cuando. Con el tiempo , empiezas a buscar a las presuntas personas que te lo podrían haber pasado, hoy en día me quedo con la duda de si fue Marco o el chico que me aviso para hacerme las pruebas con el yo estaba consiente, yo me protegí y no se lo que pudo pasar, así que pudo ser Marco, en fin de nada sirve averiguarlo, el pasado ya no lo podemos cambiar y el futuro aun esta por venir así que da un poco igual.

Lo + positivo de esta entrada: Piensa antes de actuar, no vayas a un viaje a una ciudad lejana con personas que conoces de dos días, te podría cambiar la vida significativamente.

Hazte la prueba del vih cada cierto tiempo.

Cuida tu sexualidad, usa condón en todas tus relaciones sexuales y disminuye el numero de tus parejas sexuales, quiere te mas.

Ser vih+ no significa la muerte, no nos hace menos persona o algo por el estilo.

Tener Vih+ si le busco lo positivo, es que cuido mas mi cuerpo, y tengo un control mas detallado de mi salud física.



Damian

1 comentario:

  1. Hola, que lamentable tu historia, pero sigue adelante y recuerda que siempre habrá alguien que te quiere y que quiere que estés bien, Dios te bendiga.

    ResponderEliminar